Orgullo de madre

“Elías tiene todo nuestro apoyo, siempre, pero vimos un cambio positivo en él desde que comenzó a participar de los cursos en la Fundación Saraki, es un joven ordenado, muy cumplidor con sus trabajos y sus clases”, señala una orgullosa madre, Elida Morel, quien en esta nota nos comenta acerca de su hijo, Elías Núñez, quien tiene discapacidad intelectual, y que hoy día forma parte del plantel de colaboradores de Record Lux (parte de Record Electric, integrante de la Red SUMMA), mediante el programa de Inclusión Financiera.  

 

Elías Josué Núñez, es un joven de 23 años, participó en cursos que la Fundación Saraki llevó adelante con la SINAFOCAL, como Desarrollo Personal y Sociolaboral, Operador Básico de Computadora, Secretariado Ejecutivo, Marketing y Comercialización, Community Manager y Emprendedurismo. “Encontramos personas (en Saraki) con mucho amor, capacidad, tolerancia, profesionales que le enseñaron, le apoyaron, le atendieron muy bien, le dieron todo lo que necesitaba para avanzar, él se animó a participar de los cursos y fue muy provechoso”, relata la madre.  

 

Como toda familia, con un joven con discapacidad, la señora Elida, su marido y el propio Elías, tuvieron que enfrentar desafíos, barreras y hasta discriminación impuestas por la sociedad. “No fue fácil, en la escuela, las profesoras no le entendían y hasta, a veces, lo dejaban de lado, por suerte, esa situación cambió, nosotros siempre estuvimos con él, y con los cursos creció su confianza, su autoestima y se desenvolvimiento”, comenta.  

 

Doña Elida, anhela que Elías siga capacitándose, que cumpla su sueño de ser profesional y no duda en afirmar que su joven hijo, logrará su objetivo. “Pensábamos que no iba poder trabajar, y hoy está en una empresa muy buena, culminó la secundaria y ya está en segundo año de la carrera ciencias del deporte, le encanta y quiere llegar a ser director técnico, preparador físico o profesor de educación física”, señala con emoción y orgullo.  

 

Algo que también nos mencionó, y que ayudó a la familia, es que, en los últimos años, la sociedad también ha cambiado en su mirada hacia la discapacidad, mediante organizaciones como la Fundación Saraki, o el SINAFOCAL, que apoyan con cursos, e inclusive, con inclusión laboral. “Es algo muy positivo (el cambio de la sociedad), tal vez la tecnología ayudó también, pero ves personas, organizaciones, empresas mucho más comprometidas, más abiertas, entonces se abren más oportunidades para los jóvenes”, refiere.  

 

Por último, la madre del joven Elías, no quiso dejar de mencionar, y agradecer a las empresas, que como Record Lux, abren sus puertas, y confían en los jóvenes con discapacidad. “Le agradezco tanto a las empresas que aceptan a jóvenes como mi hijo, no saben el bien que les hacen, un chico como Elías puede dar muchísimo a cualquier empresa, son talentosos, honestos, y, sobre todo, quieren aprender y crecer”, finaliza.