¡25 años trabajando en favor de la inclusión!

Hace 25 años, más precisamente el 19 de octubre de 1996, comienza la historia que hoy conocemos como Fundación Saraki, con muchos sueños e imaginando una sociedad que creía en el valor de la inclusión. Esa fue la visión de María José Cabezudo, fundadora y presidenta de la organización, a quien se sumó un grupo de invaluables personas con el mismo objetivo.  

 

Así nació primeramente la Escuela de Arte Saraki, espacio para que jóvenes con síndrome de Down puedan desarrollar diferentes expresiones artísticas, desenvolverse y compartir. Los años pasaron, y ese grupo de arte fue creciendo, al igual que las ganas de hacer algo más, de dejar un legado, con ambición, el equipo buscó transformar la sociedad y convertirla en (una sociedad) más libre, inclusiva y solidaria, transformando ideas individuales en acciones colectivas. Esa premisa sigue siendo la base de la actividad de la Fundación Saraki, su definición y motivación de cada día.     

 

25 años después, la Fundación continúa trabajando en asegurar la realización de los derechos de las personas con discapacidad, lograr su inclusión en todas las dimensiones del desarrollo humano, no solamente concentrados en sus necesidades, sino, y principalmente, enfocados en sus capacidades, generando respuestas y acciones nuevas, colectivas e intensivas que los ayuden a tener una vida más plena, libre, independiente y productivas.    

 

Trabajando en cuatro ejes principales; la inclusión laboral efectiva, capacitaciones, emprendedurismo y con las empresas, mediante la Red SUMM, la Fundación Saraki busca incidir, no solamente en la sociedad, mediante sus acciones, sino también teniendo incidencias en políticas públicas, siendo una voz referente en la lucha por los derechos de las personas con discapacidad.   

 

Nada de esto hubiera sido posible sin el apoyo de instituciones, empresas, familiares de los jóvenes con discapacidad, organizaciones internacionales que apostaron a esta visión, que hoy día podría considerase como una causa Nacional. Y esto recién empieza.