La transformación de los Centros de Educación Especiales en Centros de Apoyo a la Inclusión

  • Oct 9, 2018

    Escrito por Adriana Bueno

    Área de Educación Inclusiva

    El Comité de la CDPD (Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad) de las Naciones Unidas, promulgó en el año 2008 la Ley Nº 3540/8, que en su Artículo 24 cita el Derecho a la Educación Inclusiva sin discriminación y con equidad para todos. Además, en el año 2016 emite el Comentario General Nº 4, tomando en cuenta que, a 10 años de promulgación de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, la situación de exclusión de las personas con discapacidad del sistema educativo seguía siendo alarmante.

    En estos documentos evidencian que la educación inclusiva es considerada un elemento fundamental para lograr una educación de calidad para todos los estudiantes, y la inclusión debe realizarse en todos los niveles educativos (educación preescolar, primaria, secundaria y terciaria, formación vocacional y aprendizajes para la vida, educación formal, actividades extracurriculares y sociales), incluyendo a las personas con discapacidad, sin discriminación y en igualdad de condiciones que los demás.

    Los Centros de Educación Especial fueron una solución educativa en su momento, cuando    desde enfoques de integración y segregación, las personas con discapacidad no tenían otra opción que estar apartadas del sistema regular cuando no podían “adaptarse” al mismo. 

    Pero desde la aparición de la Convención mencionada, la inclusión es la respuesta al acceso a los derechos de las personas con discapacidad.  Por ello, en un sistema educativo inclusivo, los Centro Especiales no pueden existir como tal, porque no responden a la premisa de que es el sistema, y sus entornos, los que deben adaptarse para acoger a todos los alumnos; y no hace falta segregarlos o separarlos de sus pares para dar respuesta a sus necesidades, como se sostenía en modelo o enfoques anteriores.

    ¿Entonces cuál sería el papel de los Centros Especiales y sus profesionales? Dentro de este proceso de transformación del sistema educativo, las escuelas especiales tienen una fundamental misión: la de convertirse en pares de apoyo para las escuelas que hoy en día tienen el desafío de incorporar a niños y niñas con necesidades específicas de apoyo educativo.

    Es por eso que es realmente importante que los Centros Especiales y sus profesionales se autoanalicen, identifiquen criterios de transformación, metas y plazos para ir cambiando sus funciones hacia aquellas que les permitan acompañar a las escuelas en sus procesos de inclusión, asesorar a los docentes, concienciar a las comunidades educativas y  así asumir un rol protagónico en este proceso de transformar al sistema completo desde su experiencia  y conocimiento para ya no más segregar y separar, sino acoger y  respetar.