Seguimos velando el cumplimiento de los derechos humanos de grupos en situación de vulnerabilidad

  • Oct 9, 2018

    Escrito por Christhian Keim

    Área de Impacto Social

    El escenario pre-electoral de este año estuvo caracterizado en primer lugar por la disputa interna del Partido Colorado y una alianza opositora de varios frentes políticos. Ya en la conformación de las listas de candidatos para las Elecciones Generales, en el caso del Congreso Nacional presentaban varios políticos acusados de corrupción y de tráfico de influencia. Por otro lado, existió una iniciativa legislativa de la ley conocida como “autoblindaje”, que provocó disconformidad ciudadana.

    Frente a estos antecedentes, la participación en las elecciones generales ha sido alta, 61%, y la diferencia entre los dos principales candidatos a Presidente ha sido sólo del 3,7%. En este contexto, pese a la cultura democrática de los ciudadanos, y pese a la importante participación electoral, la percepción de las organizaciones de la sociedad civil es que persiste y se agrava la debilidad y la falta de confianza en las instituciones gubernamentales, y que ante esta problemática, la participación democrática y el control ciudadano para la concreción de las políticas públicas de cara a la atención de la población que vive en situación de vulnerabilidad, se vuelve aún más necesario puesto que continúan muchos de los políticos cuestionados, y las estructuras de poder a las que representan. 

    Al respecto, desde la Fundación se trabajó con National Endowment for Democracy (NED) durante el periodo pre electoral y electoral en un proyecto que permitió, entre otras cosas, realizar un seguimiento al compromiso de pre candidatos y candidatos sobre los derechos de personas en situación de vulnerabilidad, como también el cumplimiento de criterios de accesibilidad en los locales de votación; y recientemente se decidió dar continuidad a esta iniciativa, en una segunda fase de implementación.

    La segunda fase tendrá como objetivo establecer un espacio para la publicación de información confiable y oportuna que favorezca el acercamiento a las realidades de las poblaciones en situación de vulnerabilidad y promover el seguimiento a diferentes aspectos de lo que sucede alrededor de los temas sectoriales priorizados en Paraguay. Los acuerdos logrados con las nuevas autoridades nacionales en la primera fase requieren que las Organizaciones de la Sociedad Civil consoliden un Observatorio de Políticas Públicas relacionadas principalmente a los compromisos asumidos, en el que se formularán, desarrollarán y evaluarán acciones de políticas públicas para estas poblaciones.

    Además del seguimiento a los compromisos electorales, Saraki buscará, a mediano y largo plazo, consolidar y dar sostenibilidad al Observatorio, como herramienta para apoyar la toma de decisiones en políticas públicas direccionadas al grupo, generar insumos para el desarrollo de recomendaciones, priorización y focalización de intervenciones e influir en las OSC, para la sostenibilidad del proceso de control social y construcción democrática de políticas públicas.

    Por otro lado, se buscará fortalecer la actividad y los espacios de participación de las organizaciones sectoriales de poblaciones que viven en situación de vulnerabilidad, reforzando la formación ciudadana para la gestión y seguimiento de los compromisos asumidos por el nuevo Gobierno.

    Nos enorgullece ser parte de este proceso que sin duda fortalecerá la participación ciudadana de personas en situación de vulnerabilidad.